Abrazando Naturaleza creativa.

Estrenamos mes de julio y abrazamos el árbol que Nacho Orna nos remite, como primera participación gráfica.

Esta singular fotografía nos invita a sentir la energía natural de quienes nos rodean en silencio, los árboles.

 

Un árbol nos regala vida,

nos aporta oxígeno,

sombra,

refugio,

alimentos,

y calor con su leña.

 

Balanceándose al compás de los vientos,

y sonriendo a la lluvia,

él nos da ejemplo de presencia natural silenciosa.

 

Sin pretender nada, nos lo da todo.

 

La firmeza de sus raíces y robusto tronco, hacen posible que sus ramas se expandan enérgicamente para abrazarnos la mirada.

Cuando nos abrazamos a un árbol, sentimos vibrar la misma Naturaleza que nos une.

  • Muchas gracias por esta aportación, inspiradora y reflejo de una emoción vinculada a la Tierra.